Ir para conteúdo

El Gobierno endurece sanciones de tráfico para frenar drama de mil muertes al año


Posts Recomendados

  • Membros de Honra

:arrow: Los Tiempos

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20100202/el-gobierno-endurece-sanciones-de-trafico-para-frenar-drama-de-mil-muertes_56216_100389.html

 

 

[align=justify]Por Efe - Agencia - 2/02/2010

 

Tras ochenta muertos en accidentes de autobús sólo en el mes de enero en Bolivia, el Gobierno de Evo Morales ha decidido endurecer los castigos a chóferes y empresas de transporte involucrados en siniestros de tráfico para frenar un drama que se cobra al año más de mil vidas en el país.

 

El presidente boliviano prevé aprobar en breve un decreto que, además de sancionar a los transportistas, penalizará a los policías que no cumplan con la tarea de detectar a chóferes borrachos, novatos o somnolientos y a autobuses en mal estado, dos circunstancias comunes en las carreteras del país.

 

Las decisión de castigos drásticos llega tras un sangriento mes de enero en las rutas de Bolivia, donde han muerto 80 personas en una sucesión de accidentes de tráfico causados por conductores ebrios e inexpertos.

 

Lo ocurrido en enero sólo confirma las estadísticas oficiales que muestran a Bolivia como un país con un alto índice de accidentes de tráfico, también influidos por el mal estado de sus rutas, muchas de ellas sin asfaltar, angostas, sinuosas y construidas al borde de peligrosos precipicios.

 

El viceministro de Transporte, Jose Kinn, confirmó hoy que las medidas consistirán en retirar de por vida la licencia de conducir a los conductores que manejan ebrios, suspender temporalmente el servicio de las empresas cuyos chóferes sean sorprendidos en ese estado y sancionar a los dueños de los autobuses.

 

Y es que el alcohol y la inexperiencia son la causa de muchos de estos accidentes, como uno ocurrido el mes pasado en Cochabamba (centro) en el que murieron cinco personas y 43 resultaron heridas: viajaban en un autobús conducido por un joven de 24 años que estaba borracho y que no contaba con el permiso de circulación correspondiente.

 

El pasado lunes, en la ciudad de Sucre, un muchacho de 19 años, también borracho, fue detenido por manejar un autobús lleno de pasajeros.

 

En otros casos se conjugan la imprudencia de los conductores con la peligrosidad de la carretera.

 

Así ocurrió cuando un chófer dejó encendido su autobús al borde un precipicio para descargar maletas de pasajeros: el vehículo se desestabilizó y cayó causando la muerte de al menos 18 personas.

 

Algunos pasajeros siguen desaparecidos en un río de la zona.

 

Las autoridades bolivianas también revisarán si los permisos de conducir de los chóferes son reales o falsificados, algo que, según reconocen las mismas autoridades policiales, es habitual en el caso de las cédulas de identidad.

 

El Consejo de Ministros de Morales analizará mañana el nuevo decreto, que ha sido aceptado por las directivas de confederaciones de transportistas, pero que suscita recelos en algunos sindicatos.

 

Los sindicatos del transporte son conocidos en Bolivia por su gran poder de movilización, capaz de paralizar o bloquear todo el servicio en las ciudades, y por ser un sector al que difícilmente se le imponen controles, lo que abre una interrogante sobre el efecto práctico de las medidas que planea el Ejecutivo.

 

Según Kinn, otra línea de acción para reducir el número de accidentes consistirá en reforzar los controles en la policía y las autoridades reguladoras del sector para que mejoren su trabajo.

 

"Vamos también a disponer sanciones más drásticas para aquellos policías que no cumplan su misión de control y dejen pasar acciones que están reñidas con la ley y la seguridad vial", dijo.

 

La falta de celo en este ámbito también ha provocado varios siniestros: la ausencia de señalización de un camión averiado en una ruta andina provocó que un autobús chocara de noche contra él.

 

Murieron 16 personas, doce de ellas chilenas.

 

Datos proporcionados a Efe por el Instituto Nacional de Estadística (INE) establecen que el año 2008 se produjeron 39.814 accidentes de tráfico que dejaron un saldo de 13.309 heridos y 1.248 muertos, cifras que duplican a las de principio de la década.

 

En 2008 murieron un promedio de 3,5 personas por día en las carreteras bolivianas; en 2007, tres; en 2006, cuatro, y en 2005, dos, en un país que actualmente tiene 10 millones de habitantes.

 

Entre los años 2000 y 2008 se reportaron oficialmente 231.566 accidentes, que causaron 91.233 heridos y lesionados y 8.499 muertos, según los informes del INE, siendo el departamento de La Paz (este) donde se produce la mayoría de los incidentes.

 

Desde 2001 es obligatorio que todos los conductores contraten un seguro para cubrir indemnizaciones por causar muertes o heridas en las carreteras del país.

 

Según las estadísticas del Seguro Obligatorio Contra Accidentes de Tránsito (SOAT), entre 2001 y septiembre de 2009 se ha beneficiado a 115.964 personas por daños en accidentes de tránsito con unos pagos que alcanza un total de 62 millones de dólares.[/align]

Link para o comentário
Visitante
Este tópico está impedido de receber novos posts.
×
×
  • Criar Novo...